Miositis: tratamiento

El tratamiento de la miositis varía en función de la causa. Las condiciones inflamatorias que causan miositis pueden requerir tratamiento con medicamentos que suprimen el sistema inmune, tales como prednisona, imuran y metotrexato.

La miositis causada por la infección generalmente se debe a un virus, y no es necesario un tratamiento específico. La miositis causada por bacterias es poco frecuente, y generalmente requiere antibióticos por vía intravenosa para prevenir la potencialmente mortal propagación de la infección.

Aunque raramente la rabdomiólisis resulta de miositis, puede causar daño renal permanente. Las personas con rabdomiólisis son hospitalizado para recibir líquidos por vía intravenosa continua en grandes cantidades.

La miositis relacionada con un fármaco es tratada con la suspensión del medicamento. En los casos de miositis causada por las estatinas, la inflamación muscular por lo general desaparece en unas pocas semanas después de suspender el medicamento.